Tag Archives: Un libro en el bolsillo

Leave a reply

Recientemente en un programa de SomosLibro (dedicado a entrevistas y recomendaciones de cara a la Feria del Libro de Madrid), mi amigo y colaborador Marcos López Herrador me sorprendió con una reseña sobre mi novela El perro de Ben que me pareció muy buena por su claridad y sencillez. Quiero reproducirla en mi blog a modo de agradecimiento.

marcos y yo en somoslibro

Humberto Pérez-Tome alcanza en esta novela una madurez narrativa que le permite moverse por el intrincado laberinto interior de sus personajes, y la complejidad de las relaciones humanas con la pericia y solvencia del escritor que sabe ser a la vez profundo y ameno, trascendente y coloquial, desarrollando una prosa accesible, para despertar el interés del lector que se sumerge en un mundo creativo construido con fluidez y buena pluma.

También mi amigo Víctor Alvarado en su programa Cine y Libertad me entrevistó a raíz del lanzamiento de esa misma novela y, tengo que reconocerlo, disfruté de ese rato y me apetece mucho compartirlo con vosotros.

[Haz clic en la imagen y escucha la entrevista]RadioMeyerrss21[1]

 

Leave a reply

Invitación RADIO YA el perro de benAcaban de convocar la presentación oficial de la novela. Se realizará en la sede de Radio Ya y se retransmitirá en directo que podrás oír en este enlace que te proporciono.

Además, en el canal de vídeo de Criteria Club de Lectores han lanzado un breve acercamiento a lo que es El perro de Ben, donde explico de forma sencilla qué es y qué quiero trasladar con esta historia. Ya en la entrada que realicé hace unas semanas, tiutlada El perro de Ben, expliqué en profundidad lo que es esta novela. Traté sobre el sentido de la obra, los personajes, la conclusión y el futuro, en sí mismo de la trilogía. También marqué las diferencias más importantes con Tom, el Fuerte. Es un artículo más largo e intenso.

Sin embargo, ahora en soporte vídeo, en un corto espacio de tiempo de (1,57 minutos) digo de forma sencilla qué es. Os dejo con el vídeo:

También hace un año el digital El Distrito en su sección TV me hizo una entrevista más larga sobre Tom, el Fuerte que también os dejo para que si queréis conocer más de mi obra y mis personajes, podáis hacerlo fácilmente.

Leave a reply

Con El perro de Ben, segunda entrega de la trilogía Todos lo hicieron mal, presento una nueva etapa en la vida de Jill, la protagonista con la que, junto a mis lectores, andamos un camino en la vida que podría ser la de cualquiera, salvando ciertas distancias personales.

BLOG el perro de ben

Con Tom, el Fuerte (183 páginas)-reeditado en Un libro en el bolsillo- inicié un camino de la mano de un personaje al que poco a poco vas queriendo como a un hijo, yo aún diría más, como a ti mismo. Jill es una criatura que me pertenece, que de alguna forma vive mi vida y a través de ella expongo de manera subconsciente mis filias y mis fobias. Jill es una adolescente en su ciudad, se convierte en una joven con ganas de rehacer su vida. Ahora, en El perro de Ben (331 páginas), dará un brusco salto de la dura vida de adolescente, ingenua y orgullosa a la vez, a la juventud donde pretende rehacer su vida cambiando de escenario, personas y, por lo tanto, descubrirá nuevas circunstancias. Jill quiere un cambio radical que le devuelva los años perdidos.

A raíz de los comentarios que Tom, el Fuerte suscitó en algunos lectores, por escrito y de palabra, decidí prolongar la vida de Jill y escribir una trilogía que contara la vida de una mujer en sus tres principales etapas: adolescencia, juventud y madurez. El perro de Ben es la segunda entrega, la de la juventud, la de abrir puertas a la vida y poner las primeras piedras a la vida que terminarán constituyendo el futuro, la madurez.

Sentido de la obra

El perro de Ben, también publicado en Un Libro en el bolsillo, y que en su momento ya lo dije, y ahora lo repito, no pretende ser un estudio psicológico ni sociológico de la mujer. Solo son tres historias diferentes en las que la protagonista es una misma mujer en diferentes edades de la vida. Por lo tanto no es modelo de nadie, ni pretendo reflejar en ella ningún matiz de la sociedad. Sí quiero, por el contrario, situar al lector ante las grandes pasiones del ser humano: el amor, el odio, las decisiones y sus consecuencias, la buena voluntad y las intenciones torcidas de las que a lo largo de la vida somos receptores o emisores de ellas.

Jill se encontrará con un escenario totalmente diferente, de su ciudad populosa, industrial y cosmopolita, a un mundo salvaje y rural, rodeada de bosques, aire puro, montañas, valles y ríos trucheros -donde descargo mi afición a la pesca a mosca-. Pero también aparecen nuevos personajes y nuevos frentes a los que tendrá que hacer frente. En ellos descubrirá el amor, el interés, el odio y también la difamación. Personajes llenos de vida y tan reales como cualquiera de nosotros, porque todas esas derivadas también se encuentran en nuestro corazón y en el corazón de quienes nos rodean.

A pesar de todo, Jill madurará en la faceta más importante de la persona: el amor. Descubrirá sí o sí que el amor en la mayoría de las ocasiones es un acto de voluntad de querer seguir queriendo. Y en contraposición también descubrirá que el odio es la negación al contrario, casi siempre por intereses personales. No es una novela de moral desde el punto de vista dogmática, sí lo es desde la realidad de que los actos humanos son siempre morales y que por lo tanto tienen consecuencias en uno mismo y en los demás que presento como contravalores.

Como siempre en mis novelas no hay malos malísimos ni buenos buenísimos. Hay personas que actúan según sus criterios personales, casi siempre fundamentados en cómo vivieron ellos su infancia, pero sobre todo por el libre albedrío. No juzgo a nadie, porque considero que todos tenemos derecho, no a una segunda oportunidad, si no a setenta veces siete de oportunidades.

Personajes

A lo largo de la novela nos toparemos con tres hermanos. A pesar de ser de la misma familia, sus reacciones en la vida ante un mismo hecho son muy diferentes. Hay una escena en la que los tres participan de una jornada de río y pesca a mosca. Un ensayo sobre cómo cada uno valoran a las personas, la búsqueda de objetivos y como asumen las consecuencias. Sin duda esta parte de la novela define con claridad a cada uno de ellos y el lector necesitará poco más a lo largo de la historia para saber con quién se enfrenta cada vez que aparece uno de ellos en la escena.

También vemos a dos personas adultas, dos hombres, uno de ellos es un poderoso terrateniente,  otro un pequeño luchador que sobrevive con una gasolinera y un bar como subsistencia de vida. Con ellos reflejo el poder y el sometimiento, también de manera muy clara, en el que el poder no siempre las tiene consigo, aunque casi siempre se salga con la suya. Pero los pequeños del mundo, que somos el 95% de la población, podemos sortear con astucia y tesón las ataduras que pueden imponernos desde arriba, ya sea desde el poder político, social o laboral. ¡Ánimo!

Frente a los hombres, expongo a las mujeres, entre las que integro a la misma Jill ya que considero que la relación de hombres y mujeres son complementarias y por lo tanto hacen círculos de comunidad con sus propias reglas de actuación y reconocimiento mutuo. Está claro que las tramas de actuación entre ellos y entre ellas, son completamente diferentes porque se mueven en esferas mentales distintas: el hombre es más racional y espacial; la mujer más sentimental e intuitiva. Por supuesto, no considero ni mejores ni peores a unos ni a otros, sencillamente son las herramientas con las que todos somos capaces de defendernos o atacar, entre ellos o contra los otros.

Y por fin el perro, el perro de Ben... Un simpático personaje secundario que se convertirá en la correa de transmisión entre unos y otros, especialmente entre Ben y Jill.

Conclusión

El perro de Ben es una novela que se ciñe a la etapa de juventud, es decir, a una etapa intermedia que nos lleva del puro sentimentalismo adolescente a la reflexión racional. Un momento de la vida que planifica nuestro futuro y que por lo tanto nos lleva a tomar decisiones que verdaderamente nos van a afectar en los años venideros. Jill llega Rock Village, pueblecito norteño con la idea de abrirse camino, quizá aborreciendo su pasado, su ciudad natal, incluso sus raíces. Y como todos, llegará a expresar que casi siempre vale más lo malo conocido que lo bueno por conocer... Pero no tanto por lo que hemos conocido, si no por lo que somos.

Futuro

azul pero azul oscuro PORTADA33¿Qué pasa en el futuro de Jill? En ese espacio de tiempo se centra Azul, pero azul oscuro, la tercera entrega de la trilogía. Una Jill madura pero aún hermosa, con la vida asentada, sin que le falte de nada y sin que nada le sobre, como la mayoría de nosotros. No, no os preocupéis, porque esta tercera entrega seguirá siendo como la vida misma: llena de sorpresas, sobre todo las no planificadas. En septiembre llega Azul, pero azul oscuro, y tengo el placer de adelantaros la portada.

Leave a reply

La narrativa romántica posiblemente sea una de esas especialidades literarias que viven un constante sube y baja, promovido fundamentalmente por mujeres escritoras para mujeres escritoras.

Debe ser por aquello de la sensibilidad y los afectos activos que dicen que tienen y los hombres también, pero menos. No sé, un lío de esos que es mejor no meterse. Y aun así, para contradecirme propongo dos publicaciones recientes cuyos autores son hombres.

En el panorama editorial saben que es un buen negocio y no hay editorial grande que nos deje seducir por este estilo narrativo. No se crean que es fácil hacer una novela romántica que no termine empantanada en líos de cama o en escenas de sexo explícito.

Diré a mi favor que cuando una peli, una serie o una novela termina metiendo “carne” sin que verdaderamente aporte nada a la solución de la trama, es un síntoma de que estamos ante una historia débil y sin posibilidades de sobrevivir por cuenta propia. ¿Se han fijado en los tráiler de películas, que cuando meten imágenes trepidantes de la “maciza” de turno sin más argumento, suelen ser películas malas o muy malas? Pues sí, esto es así.

Lo mismo pasa con los libros de romántica, cuyas portadas pretenden ser el tráiler de su interior y que junto con el título más o menos rimbombante, más o menos calenturiento, dan bastantes pistas de su contenido. No solo es así, sino que además se ha terminado confundiendo romántico con erótico, lo que ha  terminado de hundir a los que sí desean hacer romántico situándoles desde hace tiempo en la marginalidad de la duda.

1 hombre 3 mujeres PORTADALa buena novela romántica debe tener tintes existencialistas e intimistas (no confundir con la intimidad que proporciona el pudor). A riesgo de ser obvio, las novelas románticas o rosas, son historias que llevan al lector a situaciones donde el amor o la pasión del amor trasladan a los personajes a situaciones supuestamente extremas, normalmente con final feliz. He dicho “normalmente” porque lo que el lector busca en ellas es posiblemente el consuelo personal de su propio anhelo o frustración.

Esta línea narrativa surgió como una especie de revulsivo en el siglo XVIII, como tren de choque contra el Racionalismo reinante, porque el ambiente político y social lo teñía todo de argumentos fríos y distantes entre las personas. Y la esencia de lo romántico sigue buscando aquello que exalta el sentimiento puro que nos hace ser únicos hacia y para la persona amada, y viceversa.

La editorial Un libro en el bolsillo apuesta también por esta línea y desempolva a un autor que durante los años ‘70 y ‘80 fue un récord de ventas en novela romántica: Alfredo Castro, del que Pilar de Cecilia escribió:

Trata de una manera veraz los más acuciantes problemas que se plantea el ser humano, dándoles una solución real y no ficticia”, acaba de sacar su última novela Un hombre y tres mujeres, una historia en la que el protagonista es un ser atormentado por una historia trágica de su infancia y de cómo en la relación con tres mujeres en diferentes momentos de su vida va reencontrándose a sí mismo. Una novela relativamente larga en la que Castro tira de pensamiento e ideas de Albert Camús, que es citado por los personajes como recurso de fondo a lo largo de la historia.

casi mis relatos PORTADAEn el mismo sello se ha publicado Casi mis relatos, que tratando el amor y sus consecuencias, a veces insospechadas, son el contrapunto del título anterior. En este pequeño libro de bolsillo he publicado 5 viejos relatos cortos que lo mismo pecan de surrealismo amoroso que de una ensoñación del amor. Para ilustrar la breve obra he contado con ilustraciones del gran Heinrich Klay.

En todo caso se ve que frente al nihilismo imperante de esta sociedad de la posmodernidad tendente a la oscuridad, aparecen historias que quieren resurgir, y revolver en el corazón, dándonos razones para hacernos pensar en que si hay algo que nos puede salvar es precisamente eso, el amor. Y todo esto sin empalagosos y adolescentes amoríos de folletín.

Leave a reply

Sí, es verdad que las editoriales están pasando una crisis de aúpa y también es cierto que las editoriales no paran de nacer para reconvertirse. La crisis, de la que hemos hablado ya en otras ocasiones, es una crisis profunda en la que el propio sector se hunde en sí misma por sus propios defectos que no terminan de subsanarse, viciados en lo que ayer fue virtud y hoy defecto porque no ha sabido adaptarse al terreno.

Seguimos en un sector en el que el editor pone toda la carne financiera en el asador mientras que la cadena comercial sigue trabajando en depósito. Un depósito que hoy no sirve para nada si el mercado no es capaz de reaccionar y lo único que produce es un efecto rebote cuyos costes de traslado (devoluciones de libros no vendidos) se duplican. Estamos en un sector en el que los responsables de que algo pueda cambar no cambia. ¿Por qué? La mayoría de las respuestas que veo se refugian en la pereza y el miedo al cambio. Da miedo cambiar una Ley que ralentiza el resurgimiento y las relaciones ajustadas entre autor y editor, incluso una ley que propicie la racionalización del precio del libro para afrontar una situación de mercado que exige más flexibilidad y libertad de actuación. Los gremios que intervienen (algunos editores, libreros y distribuidores) prefieren morir poco a poco a cambiar de una vez por todas para dar un nuevo sentido comercial en el que todos expongan parte del riesgo en los costes de la producción de los libros.

autopublicacionY a pesar de esto, los editores vocacionales, siguen creando nuevos sellos que curiosamente apuestan por nuevos autores la mayoría totalmente desconocidos con los que se llegan a fórmulas de interés común con ellos. Resurgen las auto ediciones pero con una vuelta de tuerca que regenera la publicación de nuevos autores y nuevos títulos. Un panorama que convierte a esta manera de publicar en un abanico de posibilidades que se ha terminado llamando coedición, de forma que el autor ya no se autopublica ni le publican, si no que apuesta personalmente junto con el editor, por un sistema híbrido a partes iguales por su obra; el primero pone su esfuerzo intelectual y el segundo pone en marcha su estricta labor de editor (distribuir, comercializar, administrar y gestionar el almacén) de manera integral. También la parte económica se distribuye entre ambos, según qué o cómo acuerden entre ellos.

Un ejemplo muy constructivo de este tipo de gestión editorial es Gotas Publicaciones que proporciona al autor tres tipos diferentes de contratos que se ajustan a las necesidades -o posibilidades- del autor y su obra. También aporta un montón de posibilidades de mejoras a la publicación para que la apuesta del autor sea completa con la mayor garantía de éxito.

Pero -¡oh, sorpresa!-, también hay nuevos sellos que pelean siendo editores 100%. Aparece la paradoja de pequeños sellos que apuestan por autores desconocidos o casi desconocidos en la que, si bien no es una coedición, la actuación involucrada del autor es imprescindible. Ya no basta con escribir y esperar a ver cómo llega el triunfo. Ahora hay que salir a la calle y buscarlo... y encontrarlo. Algo parecido a lo que pasa con al sector de la música: no basta con sacar el LP y vender copias. Ahora sacas la canción/nes y ardes en deseo en que todo el mundo que pueda se las descargue, y se emocione, para llenar los conciertos de la gira que su manager le ha organizado para ganar dinero. La misma canción cantada un millón de veces durante el verano para ser el amo de las plazas de toros y polideportivos de toooodos los pueblos de España. Así pasa también con los escritores, que tienen arañar entrevistas en radio, reseñas en la prensa y presentaciones las que se puedan aquí, allí y allá.

Pongo dos ejemplos de nuevas y pequeñas editoriales: Un libro en el bolsillo (mayo 2015) funciona determinando el  mercado de influencia por cercanía. Cuenta con distribución nacional pero solo lo hace en los lugares de influencia del autor. Es decir, el autor es nuevo (o casi) y su fuerza de ventas estará precisamente en el influjo de compromiso con los conocidos (familia amigos, vecinos, compañeros...) y que estos se conviertan en los mejores comerciales de su obra gracias a la recomendación boca-oído, la mejor publicidad. Otro ejemplo es Librando mundos (septiembre 2015) cuya apuesta se hace en el duro camino de las redes sociales. Lanzan un título y hacen que Twitter, Facebook y Amazon arranquen comentarios y que gracias a sus seguidores, replicando el título y el autor, lo conviertan en un fenómeno viral de masas. Una vez más, en un caso y otro, el autor y editor deberán estar involucrados al 200% para que todo esto funcione.

Pero haré un aviso a navegantes: estos dos sellos mencionados, son solo un par de ejemplos de lo que está sucediendo en esta revolución silenciosa: nuevas y pequeñas editoriales sin capacidad de inversión en marketing y grandes eventos. Que no tienen dinero pero sí muchas ganas de luchar y de renovar el panorama agónico de este sector tocado y semihundido.

Si escribes, busca editor. Si no lo encuentras, hágazte hueco en el mercado con estas nuevas herramientas, porque otros como Dostoievski, Proust, Stevenson... comenzaron así, autopublicándose, y entonces las cosas no eran más fáciles que hoy.

Lugar recomendado Gotas Publicaciones, con 3 tipos de contratos adaptables a tus circunstancias

Leave a reply

Pues sí, me he lo he pasado muy bien leyendo esta novela "extraña y humilde historia policiaco-detectivesca" como subtitula esta obra detectivesca de José Antonio Fortea, sí, sí, el famoso cura de los exorcismos, que también escribe novela y, por cierto, muy bien.

El curioso caso del gato PORTADALa truculenta trama comienza en el obispado de Alcalá, lugar donde se desarrolla la acción. Todo comienza cuando el gato del obispo aparece en una sala descuartizado con una misteriosa nota con tintes de amenaza y entonces. Los asistentes de la oficina del obispo, hombres y mujeres, parece ser que ninguno de ellos saben cómo ha sido el macabro suceso. El detective, -un personaje de película, al principo se niega a investigar el "asesinato" de un gato, hasta que un hecho aparentemente fortuito le hace cambiar de idea y se involucra hasta que... ¡mejor no lo digo!

Todas las pistas que aparecen despistan y todos los personajes parecen culpables tras las aparentes inocentes coartadas. Una y otra vez se vuelve al principio y se encuentra otro final. Un laberinto de hechos que no llevan a ninguna parte.. ¿a ninguna?

"La tranquilidad de la vida en la casa episcopal se va a ver rota por la aparición del gato del obispo cruelmente asesinado". Así comienza la novela y pone de inmediato al lector ante un escenario muy poco común, aunque realmente tantas veces parecido. El nudo de la historia es para lectores apasionados con los desenlaces misteriosos. Una recomendación mucho más que divertida, una recomendación que está a disposición de los detectives caseros, que en todas las familias los hay.

Llegan tiempos de agradar, y regalar, y desde luego El curioso caso de la muerte del gato del obispo, publicado en la novedosa editorial Un libro en el bolsillo es una novedad que sorprenderá a muchos y que por el precio de venta al público usted también quedará sorprendido 😉 ¡Por fin libros buenos a precios muy buenos!

Lea y disfrute. Ese tiempo nunca lo perderá

Leave a reply

El pasado 29 de octubre tuvimos la ocasión de asistir -y presentar- un entretenido libro publicado en Un libro en el bolsillo: El test más divertido de la historia, escrito por Marcos López Herrador.

portada-el-test-mas-divertido-de-la-historiaEl acto se celebró en María Pandora, en Madrid, rodeados de amigos y gran ambiente. En el vídeo se recoge toda la intervención, y aunque no es de gran calidad (ni el audio ni el vídeo) se ve y se entiende suficientemente.

Como ya sabéis este nuevo sello hace honor a su nombre y ya ha publicado varios títulos todos en formato de bolsillo. Este fue un momento idóneo para explicar qué es un libro en este formato y cómo se comenzó hace años en este formato y por qué. Y es que las causas son tan lógicas que el "descubrimiento" de libros de ese estilo se convirtió en una verdadera revolución editorial en ese momento. Lo cuento en la introducción de la presentación.

La intervención del autor es divertida, en tono muy coloquial y descubre algunos de los secretos de las 100 preguntas que encierra el libro. El autor es un especialista en aforismos y recomendamos seguir en Twitter @mlopezherrador Tiene ya varios títulos publicados que van desde los poemas, a la novela corta y cómo no, de aforismos. En estos momentos dedica su tiempo a una ambiciosa novela histórica que posiblemente va la luz en la campaña de navidad del 2016.

Te dejo con el acto y ... ¡Disfruta del momento!

Leave a reply

un-ano-de-erasmus

Si deseas un ejemplar o conocer más sobre "Un año de Erasmus", ¡clica en la imagen!

El día 24 presentamos la novela Un año de Erasmus, de Esther Casares Os dejo mi escrito de presentación y breve reportaje de lo que fue la presentación oficial en Madrid. La presentación consistió en mi crítica literaria personal y preguntas directas a la autora.

 Novela corta (106 páginas) de estilo romántico El amor: las relaciones amorosas no siempre son sinónimo de felicidad, aunque eso es lo que persigan. De hecho, se trata de una obra que obedece al romanticismo nihilista contemporáneo en el que los novios no se juran eternidad y solo gritan jubilosos carpe diam...! Y todos sonríen, consolados, ante la frase de “Fue bonito mientras duró”. Por ejemplo, ¿cómo empieza la novela...?

 

Aquel rechazo fue infernal.

-No quiero verte más, no etoy enamorado de ti.

...y cómo termina:

Pierre, absorto, se quedó mirando hasta que se fue, como si se hubiese esfumado, al menos de su alma. Laura, ya disipada en la lejanía comenzó a llorar y su rostro se cubrió de lágrimas.

Se fue y nunca más volverá.

Otro momento de la historia en la que muestra la interrelación de los personajes –luego hablaré de ellos- se muestra de manera inequívoca en esta breve muestra que les presento aparecida en la página 63:

-¿Crees que estamos haciendo bien?

Laura respondió:

-Sí, perfectamente No habíamos hecho un inciso pero sí una pausa. Eso fue lo que dijimos.

(...) Allí la desnudó y ella le ayudó a hacer lo mismo, todo paulatinamente, sin prisa, se besaron desaforadamente en mil sitios; sus almas enardecían de deseo y de enamoramiento -que o de amor- los dos se tiraron en la cama...

En este ambiente tan bohemio presentamos la novela

En este ambiente tan bohemio presentamos la novela

En fin, creo que en líneas generales se ve que trata de una obra realista desde el punto de vista del planteamiento contemporáneo de los hechos y las circunstancias, basado en el deseo romántico pero que termina cediendo terreno al concepto actual de las relaciones, a menudo tampoco correspondidas con lo que de verdad es el amor, y sí con los sentimientos.

A quién está dirigido Entiendo que a un público joven que sin duda buscará, y encontrará, experiencias que les enriquezcan a ellos de forma personal, donde puedan comparar con personajes posiblemente parecidos en edad y experiencias; y también a los de cierta edad, entrando en la madurez, donde posiblemente se encuentren vinculados con personajes similares en su propia familia (hijos) y conocer más en profundidad, por curiosidad o necesidad, cómo se desenvuelven los jóvenes en este nuevo entorno socio-global que en “otros tiempos” no existía.

En un momento de la intervencnión junto a la autora Esther Casares

En un momento de la intervencnión junto a la autora Esther Casares

Antes, el amor surgía de forma siempre muy local: barrio, pueblo, universidad… Hoy puede ser en otro país, en otra ciudad o en una red social… (que personalmente desaconsejo). Al final es un lujo que la generación de hoy se pueden permitir, porque entre otras cosas la relación puede mantenerse de forma constante gracias a las redes sociales, acercándose el uno al otro de forma virtual por mensajes, fotos y vídeos en tiempo real... Aunque la distancia sea de miles de kilómetros.

¿Dónde ha quedado aquel romanticismo de cuando esperábamos al cartero con algo para nosotros? En cierto modo, ese suspense del amor esperado, deseado, configurado en la imaginación, buscado, encontrado, dudado y luego confirmado…, Todo era una batalla interior: guardar ausencias, las limitaciones económicas en muchos casos o los padres “terribles”, infranqueables (“Creo que tu padre me odia” decía él; “Tu madre me mira mal” decía ella),  sometidos a horarios “inhumanos” para llegar a casa… Toda esa lucha ayudaba a que el proyecto en común (el noviazgo) y que el amor no solo se sostuviera en la facilonada del sentimiento, si no que con él nos hacíamos fuerte y madurábamos todos… ¡Fuimos unos afortunados y así lo pienso!

La sala llena mientras expongo la crítica de la novela.

La sala llena mientras expongo la crítica de la novela.

Qué tiene de bueno desde el punto de vista literario Es rápida, se lee en un fin de semana. De hecho la estructura es un solo capítulo que la autora ni ha titulado ni enumerado… Tiene muchos diálogos (casi el 85% lo es) y prescinde casi en la totalidad de la narración de planos narrativos y ambientación.

Se trata de una historia directa, lo que a muchos lectores gusta, sobre todo a los que no son lectores habituales. Pero este aparente “pecado de simpleza” se ajusta también a aspectos muy contemporáneos de la comunicación. Hoy en día nos comunicamos en las redes sociales escribiendo en espacios limitados, por ejemplo de Twitter donde plasmamos pensamientos e ideas con el ahorro forzado de la expresión: 140 caracteres; diálogos interminables sin aportaciones narrativas como Wasap; mensajes con imágenes y vídeos en FaceBook sin la necesidad de escribir más; y el minimalismo de la fuerza de la imagen de Instagram. ¿Qué es al fin y al cabo Un año de Erasmus? Posiblemente la autora no lo pensó así, pero actuó involuntariamente de esta forma y la práctica diaria de este tipo de comunicación, anidada en el subconsciente, se ha impuesto a la hora de crear dando como resultado una historia que se ajusta a los parámetros más actuales: “Te quiero contar una historia y ninguno tenemos tiempo que perder”. Así la narración se desnuda de elementos innecesarios y Esther Casares va al grano, sin miramientos.

Esther Casares firmando ejemplares al final del acto.

Esther Casares firmando ejemplares al final del acto.

Los personajes Chicos/as jóvenes abriéndose camino en la vida, quizá con escaso desarrollo de la personalidad (no profesional). Que se enfrentan no tanto a nuevas relaciones si no a la toma de decisiones en solitario, sin el amparo en ocasiones de la familia, apoyándose en las amistades que no siempre son ni tan buenas ni tan amistosas. Laura y Pierre son una de tantas parejas que aparecen y desaparecen en la vida, propia o ajena, que tienen una historia que se forja en el sentimiento sin poner a disposición del contrario su persona, si no solo la presencia de su existencia. También en esto la autora ha creado un entramado muy actual.

Esther Casares y yo en la despedida final.

Esther Casares y yo en la despedida final.

Otro aspecto que me ha llamado la atención es la nula aparición de los padres. Solo aparece la hermana de Laura, Susana, que trata de salvarla a su modo, claro… Pero creo que no se trata de un desprecio, si no una vez más del acercamiento a la realidad de que muchos jóvenes de hoy, de alguna forma, ya sea por ellos mismos o por las circunstancias, están creciendo lejos de la familia. Con esto no quiero decir que sea bueno o malo, solo lo constato.

Leave a reply

Un libro en el bolsilloUn libro en el bolsillo es un nuevo sello para dar salida a muchas buenas  plumas que están ahí y que nadie las mira porque o "no son nadie" o la crisis no admite más "experimentos".

Y así, como quien no quiere la cosa, nace un sello que da cabida a narrativa ágil y nueva, que propone a los lectores habituales de libros de bolsillo nuevos títulos con nuevos (o no tan nuevos) autores dispuestos a embelesar y hacer soñar con sus letras.

La idea parte de tres proyectos existentes y vinculados de una forma u otra al mundo editorial. Puso la idea en marcha Agencia Autores, que selecciona autores de literatura y música,  que representa oficialmente.  Habló con Gotas Publicaciones , experta en producción y distribución de trabajos a medida, y por último Criteria Club de Lectores que es un gran escaparate on line que vende y distribuye eBook y libros en papel a nivel nacional y también en América. Todos y a la de una, a finales de 2014, consolidaron el proyecto y se pusieron en marcha en Semana Santa de 2015 con los primeros títulos. Ahora Un libro en el bolsillo es una realidad que parece que no se parará fácilmente.

El sello apuesta por cuatro colecciones básicas: narrativa histórica, juvenil, thriller y romántica. Y aunque acaba de aparecer -su web lleva algo más de una semana en la calle- tienen ya varios títulos publicados y otros cuantos en la cartuchera para dispararlos en 1, 2, 3,... ¡YA!

WEB Un libro en el bolsillo

¿Y cuál es su secreto? La audacia de una participación estrecha entre todas las partes, incluida de forma muy seria el propio autor. Su funcionamiento es básico -y a mi entender inteligente en una época en donde la publicidad no funciona y las novedades no hacen reaccionar al mercado-: el libro se lanza al mercado como eBook y se jalean las redes sociales; casi al mismo tiempo se hace una tirada corta y se promociona desde Criteria Club de Lectores a su fondo de comercio con más de 15.000 socios; posteriormente se hace una presentación oficial promovida fundamentalmente por el autor... Finalmente, si la demanda real lo exige, se distribuye de forma local, regional o nacional.

Desde luego un sistema que rompe con la tradicional colocación de ejemplares y la esperanza ciega al no retorno. Un sistema que trata de paliar la parálisis de un sector cada vez más obsoleto donde el distribuidor ha sustituido a las empresas logísticas y el editor está agotado de apostar con su dinero por libros buenos -o supuestamente buenos- frente a un mercado paralizado y una red de librerías cada vez más anquilosadas.

Desde aquí les deseo lo mejor. Y si eres escritor de narrativa, prueba a ver, a lo mejor es el sello que esperabas 😉