Tag Archives: criteria club de lectores

Leave a reply

Invitación RADIO YA el perro de benAcaban de convocar la presentación oficial de la novela. Se realizará en la sede de Radio Ya y se retransmitirá en directo que podrás oír en este enlace que te proporciono.

Además, en el canal de vídeo de Criteria Club de Lectores han lanzado un breve acercamiento a lo que es El perro de Ben, donde explico de forma sencilla qué es y qué quiero trasladar con esta historia. Ya en la entrada que realicé hace unas semanas, tiutlada El perro de Ben, expliqué en profundidad lo que es esta novela. Traté sobre el sentido de la obra, los personajes, la conclusión y el futuro, en sí mismo de la trilogía. También marqué las diferencias más importantes con Tom, el Fuerte. Es un artículo más largo e intenso.

Sin embargo, ahora en soporte vídeo, en un corto espacio de tiempo de (1,57 minutos) digo de forma sencilla qué es. Os dejo con el vídeo:

También hace un año el digital El Distrito en su sección TV me hizo una entrevista más larga sobre Tom, el Fuerte que también os dejo para que si queréis conocer más de mi obra y mis personajes, podáis hacerlo fácilmente.

Leave a reply

Con El perro de Ben, segunda entrega de la trilogía Todos lo hicieron mal, presento una nueva etapa en la vida de Jill, la protagonista con la que, junto a mis lectores, andamos un camino en la vida que podría ser la de cualquiera, salvando ciertas distancias personales.

BLOG el perro de ben

Con Tom, el Fuerte (183 páginas)-reeditado en Un libro en el bolsillo- inicié un camino de la mano de un personaje al que poco a poco vas queriendo como a un hijo, yo aún diría más, como a ti mismo. Jill es una criatura que me pertenece, que de alguna forma vive mi vida y a través de ella expongo de manera subconsciente mis filias y mis fobias. Jill es una adolescente en su ciudad, se convierte en una joven con ganas de rehacer su vida. Ahora, en El perro de Ben (331 páginas), dará un brusco salto de la dura vida de adolescente, ingenua y orgullosa a la vez, a la juventud donde pretende rehacer su vida cambiando de escenario, personas y, por lo tanto, descubrirá nuevas circunstancias. Jill quiere un cambio radical que le devuelva los años perdidos.

A raíz de los comentarios que Tom, el Fuerte suscitó en algunos lectores, por escrito y de palabra, decidí prolongar la vida de Jill y escribir una trilogía que contara la vida de una mujer en sus tres principales etapas: adolescencia, juventud y madurez. El perro de Ben es la segunda entrega, la de la juventud, la de abrir puertas a la vida y poner las primeras piedras a la vida que terminarán constituyendo el futuro, la madurez.

Sentido de la obra

El perro de Ben, también publicado en Un Libro en el bolsillo, y que en su momento ya lo dije, y ahora lo repito, no pretende ser un estudio psicológico ni sociológico de la mujer. Solo son tres historias diferentes en las que la protagonista es una misma mujer en diferentes edades de la vida. Por lo tanto no es modelo de nadie, ni pretendo reflejar en ella ningún matiz de la sociedad. Sí quiero, por el contrario, situar al lector ante las grandes pasiones del ser humano: el amor, el odio, las decisiones y sus consecuencias, la buena voluntad y las intenciones torcidas de las que a lo largo de la vida somos receptores o emisores de ellas.

Jill se encontrará con un escenario totalmente diferente, de su ciudad populosa, industrial y cosmopolita, a un mundo salvaje y rural, rodeada de bosques, aire puro, montañas, valles y ríos trucheros -donde descargo mi afición a la pesca a mosca-. Pero también aparecen nuevos personajes y nuevos frentes a los que tendrá que hacer frente. En ellos descubrirá el amor, el interés, el odio y también la difamación. Personajes llenos de vida y tan reales como cualquiera de nosotros, porque todas esas derivadas también se encuentran en nuestro corazón y en el corazón de quienes nos rodean.

A pesar de todo, Jill madurará en la faceta más importante de la persona: el amor. Descubrirá sí o sí que el amor en la mayoría de las ocasiones es un acto de voluntad de querer seguir queriendo. Y en contraposición también descubrirá que el odio es la negación al contrario, casi siempre por intereses personales. No es una novela de moral desde el punto de vista dogmática, sí lo es desde la realidad de que los actos humanos son siempre morales y que por lo tanto tienen consecuencias en uno mismo y en los demás que presento como contravalores.

Como siempre en mis novelas no hay malos malísimos ni buenos buenísimos. Hay personas que actúan según sus criterios personales, casi siempre fundamentados en cómo vivieron ellos su infancia, pero sobre todo por el libre albedrío. No juzgo a nadie, porque considero que todos tenemos derecho, no a una segunda oportunidad, si no a setenta veces siete de oportunidades.

Personajes

A lo largo de la novela nos toparemos con tres hermanos. A pesar de ser de la misma familia, sus reacciones en la vida ante un mismo hecho son muy diferentes. Hay una escena en la que los tres participan de una jornada de río y pesca a mosca. Un ensayo sobre cómo cada uno valoran a las personas, la búsqueda de objetivos y como asumen las consecuencias. Sin duda esta parte de la novela define con claridad a cada uno de ellos y el lector necesitará poco más a lo largo de la historia para saber con quién se enfrenta cada vez que aparece uno de ellos en la escena.

También vemos a dos personas adultas, dos hombres, uno de ellos es un poderoso terrateniente,  otro un pequeño luchador que sobrevive con una gasolinera y un bar como subsistencia de vida. Con ellos reflejo el poder y el sometimiento, también de manera muy clara, en el que el poder no siempre las tiene consigo, aunque casi siempre se salga con la suya. Pero los pequeños del mundo, que somos el 95% de la población, podemos sortear con astucia y tesón las ataduras que pueden imponernos desde arriba, ya sea desde el poder político, social o laboral. ¡Ánimo!

Frente a los hombres, expongo a las mujeres, entre las que integro a la misma Jill ya que considero que la relación de hombres y mujeres son complementarias y por lo tanto hacen círculos de comunidad con sus propias reglas de actuación y reconocimiento mutuo. Está claro que las tramas de actuación entre ellos y entre ellas, son completamente diferentes porque se mueven en esferas mentales distintas: el hombre es más racional y espacial; la mujer más sentimental e intuitiva. Por supuesto, no considero ni mejores ni peores a unos ni a otros, sencillamente son las herramientas con las que todos somos capaces de defendernos o atacar, entre ellos o contra los otros.

Y por fin el perro, el perro de Ben... Un simpático personaje secundario que se convertirá en la correa de transmisión entre unos y otros, especialmente entre Ben y Jill.

Conclusión

El perro de Ben es una novela que se ciñe a la etapa de juventud, es decir, a una etapa intermedia que nos lleva del puro sentimentalismo adolescente a la reflexión racional. Un momento de la vida que planifica nuestro futuro y que por lo tanto nos lleva a tomar decisiones que verdaderamente nos van a afectar en los años venideros. Jill llega Rock Village, pueblecito norteño con la idea de abrirse camino, quizá aborreciendo su pasado, su ciudad natal, incluso sus raíces. Y como todos, llegará a expresar que casi siempre vale más lo malo conocido que lo bueno por conocer... Pero no tanto por lo que hemos conocido, si no por lo que somos.

Futuro

azul pero azul oscuro PORTADA33¿Qué pasa en el futuro de Jill? En ese espacio de tiempo se centra Azul, pero azul oscuro, la tercera entrega de la trilogía. Una Jill madura pero aún hermosa, con la vida asentada, sin que le falte de nada y sin que nada le sobre, como la mayoría de nosotros. No, no os preocupéis, porque esta tercera entrega seguirá siendo como la vida misma: llena de sorpresas, sobre todo las no planificadas. En septiembre llega Azul, pero azul oscuro, y tengo el placer de adelantaros la portada.

Leave a reply

En efecto, volver a leer lo que en otros tiempos fue un éxito es enganchar con la seguridad de que leerás algo bueno y por lo tanto aprovecharás bien tu tiempo, y saldrás ganando sí o sí por varias razones.

Veamos algunas de ellas:

  1. Una historia escrita, cuando se reedita generación tras generación, normalmente es porque está por encima del orden del tiempo.
  2.  Una historia escrita hace años, y que sigue reeditándose, es capaz de presentarse a cada lector como algo bueno para él sin que los personajes o estilo narrativo influya en la decisión de lectura.
  3. Otra cualidad de las novelas de hace años es que estaban basadas en historias llenas de valores intrínsecos del ser humano y no supeditadas a las modas de hoy o a la censura de lo políticamente correcto. Esta última dice que no gozará de éxito si no se incluyen determinados parámetros ideológicos para parecer que no eres homófobo o islamófobo o que por el contrario comulgas religiosamente con el ecologismo o el feminismo dominante.
  4. Entre las historias publicadas de hace años también verás que son obras transcendentales, es decir, que van más allá de la mera historia y provocan en el lector reflexiones profundas, no solo sentimentalismos pasionales que enferman las verdaderas emociones de la pena o el amor, por ejemplo…
  5. Leer novelas que no sean novedad no es sinónimo de viejo, caduco, retrógrado…, que los críticos de salón se empeñan en señalar socarronamente a los que sencillamente alaban a autores de otras épocas, como si solo existiese en la vida el presente continuo.
  6.  Leer obras de éxito, publicadas en otros tiempos, dice mucho de ti, para empezar que tienes una gran personalidad y que no te dejas llevar fácilmente por el qué dirán.
  7. Porque la literatura nunca muere, porque los grandes autores son universales y han roto la barrera del tiempo, los corazones fríos y las cabezas duras.

propuesta clasicosCautivado por la Alegría (Encuentro). C. S. Lewis cuenta su conversión del ateísmo al cristianismo. Una historia con una carga autobiográfica en la que su capacidad creativa no deja indiferente a nadie, porque si bien la historia es importante para comprender a este ensayista del sigo XX, la manera de exponerla y su capacidad descriptiva es completamente maestra y me atrevo a recomendar a muchos autores modernos a darse un repasito por estas páginas y aprender lo que es la narrativa minimalista y claramente suficiente. En todo caso se trata de una historia “insoportablemente personal” como dijo en cierta ocasión el propio Lewis.

El peregrino ruso (Bendita María) de Anónimo. Si quieres una historia algo subida y en tono espiritual, esta es la novela que debes leer. Se trata del peregrinaje de un personaje por tierras rusas, donde se cruza con caminantes y experiencias diferentes que le hacen ver la gran gloria de la vida y lo cerca que todo está de Dios creador. Una narración que engancha al lector porque, como en casi todas estas narraciones, surgen del interior de la persona donde todos somos tan parecidos. Es consolador ver que hace décadas, en otros mundos y otras culturas, las pasiones y las debilidades humanas son tan coincidentes.

Mariana Sirca (Buey Mudo). Grazia Deledda fue Premio Nobel de Literatura en 1926… Posiblemente la autora más dulce, contando con sencillez lo enrevesado de la vida. Mariana Sirca es una historia de amor de bandoleros, de libertad y de costumbres arcaicas que someten al individuo en las zonas sardas. Una historia que muestra el buen estilo romántico y trágico sin necesidad de caer en lo erotizante de los tiempos que vivimos, donde si no se acude como “argumento de peso” a  lacerantes escenas de sexo, no eres nada… ¡Bueno sí, un estrecho católico represor! En fin… Ahora en serio, si desea volver al buen gusto y a la tensión literaria, no deje de apuntarse esta obra para leer, no en vano tras las páginas de esta obra hay una Premio Nobel.

La piedra lunar (Homolegens) de Wilkie Collins. El propio autor dijo de esta novela que: “Mi meta ha sido señalar aquí la influencia ejercida por el carácter sobre las circunstancias”. Intriga y pasión mucho antes de que llegara a nuestras estanterías el afamado Sherlock Holmes. Collins facturó esta novela de tintes orientales con el glamour británico de la época victoriana. Muy entretenida y es una demostración de novelas de éxito de hace muchos años que no admiten el paso del tiempo.

El hombre que fue Jueves (Sekotia) de G.K. Chesterton. Si hay un clásico reconocido por todos es precisamente Chesterton y de sus obras novelescas -¡y no digamos de los ensayos!- quizá sea esta la que más se ha leído, versionado y “peliculado”. El argumento es sencillo: poli bueno se introduce en una banda de supuestos pretendientes a dominadores del mundo. Sin embargo, es en los diálogos y los razonamientos del narrador donde está la miga de la historia, porque Chesterton, ya lo saben, no daba puntada sin hilo. Pero esta versión de Sekotia aporta una novedad que la hace diferente, y posiblemente insuperable por esto mismo, que está anotada por el gran Martin Gardner, el maestro matemático y biógrafo del autor, que con gran habilidad aporta significados o explicaciones a la obra para que el lector le saque hasta la última gota. Si quiere aprovechar el libro, esta es su ocasión, no la pierda…

Leave a reply

El próximo día 16 a las 19,30 horas, tendré la oportunidad de presentar Tom, el fuerte en Córdoba en la Biblioteca Viva de al-Andalus.

LEER 16 junEstaré acompañado por Juan Pérez Cubillo un reconocido profesor dedicado a la literatura y con varios libros a sus espaldas, aportaciones en medios de comunicación y horas y horas al mundo dela docencia.

Trataré en la presentación la novela desde la encrucijada de la familia y las acciones, a veces demasiado impulsivas, nos pueden llevar a consecuencias no deseadas.

También tendré la ocasión de hablar de Criteria Club de Lectores, tienda on-line de eferencia de libros y su nueva andadura ampliando su catálogo en productos culturales y de ecosalud familiar.

16 jun CRITERIA

Leave a reply

El pasado día 27 de mayo fui entrevistado por Víctor Sánchez del Real en su exitoso programa Habla Humano que se emite los jueves en Cadena Ibérica a las 21,30 horas. Pienso que también te convendrá conocer la web que dirige, Elocuent  que como ellos mismos definen es el mejor aliado para que alcances los potenciales de tu vida, tu imagen , tu carrera, tus palabras y tu negocio.

Fue un charla larga pero muy aprovechada y, además de dejarte enlazado al podcast de la entrevista por si te interesa escucharlo tranquilamente, te dejo también un índice de los temas que hablamos, todos ellos entorno al libro, la edición y los autores. ¡Espero que te guste!

habla humano

  1. Situación actual del sector editorial.
  2. Cómo afecta esta situación al autor.
  3.  Lo bueno y lo malo de publicar gratis en plataformas digitales.
  4.  Objetivos que no cambiaran (o no debería cambiar) en las editoriales.
  5. Nuevas formas de publicar. Pros y contras.
  6. Mi carrera. Mis proyectos. Mis empresas.
  7. Qué es Gotas Publicaciones.
  8. Tipos de autores en autopublicación. Falsas editoriales.
  9. Mi actividad como autor, Tom, el fuerte
  10. Futuro del sector editorial. Consejos a todos aquellos que desean publicar.
  11. Futuro de las librerías.
  12. ¡Sí, hay esperanza!

Leave a reply

Un libro en el bolsilloUn libro en el bolsillo es un nuevo sello para dar salida a muchas buenas  plumas que están ahí y que nadie las mira porque o "no son nadie" o la crisis no admite más "experimentos".

Y así, como quien no quiere la cosa, nace un sello que da cabida a narrativa ágil y nueva, que propone a los lectores habituales de libros de bolsillo nuevos títulos con nuevos (o no tan nuevos) autores dispuestos a embelesar y hacer soñar con sus letras.

La idea parte de tres proyectos existentes y vinculados de una forma u otra al mundo editorial. Puso la idea en marcha Agencia Autores, que selecciona autores de literatura y música,  que representa oficialmente.  Habló con Gotas Publicaciones , experta en producción y distribución de trabajos a medida, y por último Criteria Club de Lectores que es un gran escaparate on line que vende y distribuye eBook y libros en papel a nivel nacional y también en América. Todos y a la de una, a finales de 2014, consolidaron el proyecto y se pusieron en marcha en Semana Santa de 2015 con los primeros títulos. Ahora Un libro en el bolsillo es una realidad que parece que no se parará fácilmente.

El sello apuesta por cuatro colecciones básicas: narrativa histórica, juvenil, thriller y romántica. Y aunque acaba de aparecer -su web lleva algo más de una semana en la calle- tienen ya varios títulos publicados y otros cuantos en la cartuchera para dispararlos en 1, 2, 3,... ¡YA!

WEB Un libro en el bolsillo

¿Y cuál es su secreto? La audacia de una participación estrecha entre todas las partes, incluida de forma muy seria el propio autor. Su funcionamiento es básico -y a mi entender inteligente en una época en donde la publicidad no funciona y las novedades no hacen reaccionar al mercado-: el libro se lanza al mercado como eBook y se jalean las redes sociales; casi al mismo tiempo se hace una tirada corta y se promociona desde Criteria Club de Lectores a su fondo de comercio con más de 15.000 socios; posteriormente se hace una presentación oficial promovida fundamentalmente por el autor... Finalmente, si la demanda real lo exige, se distribuye de forma local, regional o nacional.

Desde luego un sistema que rompe con la tradicional colocación de ejemplares y la esperanza ciega al no retorno. Un sistema que trata de paliar la parálisis de un sector cada vez más obsoleto donde el distribuidor ha sustituido a las empresas logísticas y el editor está agotado de apostar con su dinero por libros buenos -o supuestamente buenos- frente a un mercado paralizado y una red de librerías cada vez más anquilosadas.

Desde aquí les deseo lo mejor. Y si eres escritor de narrativa, prueba a ver, a lo mejor es el sello que esperabas 😉

Leave a reply

¿Alguna vez te has cuestionado la educación que están recibiendo tus hijos, o nuestros infantes y jóvenes -los ciudadanos adultos del futuro-, en el colegio al que van?; ¿crees que otro sistema educativo es posible?; ¿piensas que la educación es un servicio público puro y duro como los demás dominado por completo por el Estado?

En la era de la información y la comunicación masiva, el acceso al conocimiento y a la formación no es tan sencillo como parece. El control de los mas media sobre la cultura y el pensamiento son muy poderosos. Pero de vez en cuando, a nuestro alrededor, descuellan ciertos destellos que rasgan ese monocorde planteamiento sobre la organización de la cosa pública, como es el caso del libro que comentamos: Elegir colegio, educar en libertad es un haz de luz, firme y claro, sobre la educación; la tarea más decisiva para la felicidad de las personas y el bienestar de una sociedad.

La editorial Sekotia, un magnífico proyecto y combativo en este proceloso mundo del libro, ejemplo extraordinario de buen hacer por su sencilla, atractiva y rectilínea defensa de la dignidad del ser humano, ha publicado un libro muy singular escrito por un padre preocupado por la educación de sus hijos y de los hijos de los demás, Pablo Sagarra Renedo. En él ha volcado su sabiduría como padre, su experiencia profesional, su audacia y su enorme sentido común. Desde el comienzo, y con claridad muy de agradecer, el autor, sin complejo alguno, parte de una cosmovisión iusnaturalista de la vida colocando a los padres en su lugar, que no es otro que el de ser los primeros y principales educadores de sus hijos. La idea fuerza de todo el libro es la del reconocimiento y devolución a los padres, dentro del sistema educativo, del protagonismo natural que les corresponde.

Escuela libre de verdad PORTADAElegir colegio, educar en libertad se trata de un ensayo o estudio, inédito en su planteamiento, sobre el sistema escolar que, en el caso de España y de tantos países occidentales, está siempre en el centro de la vida política y social afectando a los padres de familia en el día a día. Como el propio subtítulo indica, Sagarra presenta sin tapujos, de manera sistemática y precisa, un nuevo paradigma, una propuesta de cambio en el actuar de los padres en relación con la educación de sus hijos, y más concretamente con su escolarización. Un despertar de esa cuarteada generación de padres y madres que ven cómo, desde hace décadas, los poderes públicos manejan y deciden sobre la educación de sus hijos hasta extremos insospechados. Un alegato a los padres para que los poderes fácticos –cualesquiera- no eduquen a sus hijos, si no que les ayuden a educarles que no es lo mismo.

Este ensayo constituye un viento de aire fresco y edificante en un mundo, el escolar, donde el laicismo y el estatismo opresor, en mayor medida y so capa de neutralidad, orientan el sistema y han excluido del debate elementos decisivos para los padres y sus hijos como son la libertad, el respeto a sus convicciones morales y religiosas, la presencia de la religión en las aulas y no solo del crucifijo, la asignatura de la religión, etc.

El autor toca todos los temas cruciales del sistema porque también aborda su financiación cuestionándose el poder, superlativo, que la sociedad ha depositado en el Estado a la hora de gestionar los ingentes recursos económicos. Plantea en este aspecto soluciones alternativas como el cheque o bono escolar al que le dedica un sugerente capítulo.

También presenta propuestas a la hora de elegir colegio –teniendo en cuenta los diferentes contextos sociales-, sobre la coexistencia de dos redes en el sistema, la pública y la privada, los modelos educativos como el mixto y el diferenciado o el uso de los uniformes en los colegios.

Este libro constituye un canto a la libertad pero riguroso porque, como pone de manifiesto Sagarra, la libertad por la libertad no conduce a nada si no está fundamentada en la verdad del hombre. Es por ello una apuesta constante por el sentido común del que está tan carente nuestro sistema educativo, repleto por desgracia de un montón de prejuicios.Para Sagarra, si se tuviera más en cuenta, en la comunidad educativa, ese sentido común, el que aplican todos los días en relación con sus hijos todos los padres de todos los tiempos y de todas las culturas, se daría un paso de gigante en la mejora del sistema. Abre así un desafío no solo para los padres sino también para los alumnos, profesores, administraciones, sindicatos…, en definitiva para todos aquellos que pensamos que un sistema educativo mejor es posible y que su regeneración pasa por la renovación de unos valores imprescindibles y cuyo sostén jurídico público, nos guste o no, descansa en unas leyes y en unas prácticas gubernamentales manifiestamente mejorables

textos para blogPero el autor no cifra esa mejora en un supuesto cambio de actitud por parte de los poderes públicos, algo muy difícil de conseguir dadas la presión a la que están sometidos así como la personalidad y los planteamientos, hoy por hoy, de los políticos que ocupan sus puestos directivos. Emplaza a los padres, desde el principio al fin, para que asuman su ineludible papel mostrándoles la grandeza de su misión educativa –ellos son los primeros y principales responsables de la educación de sus hijos- y presentando propuestas prácticas, de supervivencia incluso, a nivel personal y familiar y en relación con los colegios, para conseguir proveer su educación con una serie de recomendaciones y consejos sencillos y efectivos.

A primera vista y dado el control férreo que el Estado tiene sobre el sistema educativo parece que el grado de utopía de este ensayo es elevado aunque su nivel de pragmatismo es muy grande y la inmensa mayoría de sus propuestas podrían ser perfectamente discutidas en el debate público con intención real de ser llevadas a la práctica.

Los planteamientos de Sagarra son revolucionarios pero necesarios. Para él, el dinero es un aspecto menor; no con más recursos económicos mejora la educación si no con más implicación de los padres, mayor respeto a sus convicciones ideológicas y morales en la escuela pública y privada y mayor libertad de elección del modelo educativo y de centro escolar.

La obra, insisto, es inédita. No hay nada igual en todas las publicaciones que se dedican a la educación, casi todas ellas centradas en la autoayuda educativa. Porque Sagarra trabaja desde la perspectiva de los padres y dirigiéndose a ellos,y acaso sin pretenderlo, plantea una reforma integral del sistema educativo occidental, en especial el establecido en España, Iberoamérica y la Europa no anglosajona, seria y completa que abarca todos los aspectos que incidiendo en la vida nacional, son manifiestamente mejorables en pro del bien personal y común de todos los ciudadanos.

En suma, Elegir colegio, educar en libertad es una obra magna que cualquier persona preocupada por los valores que sustentan a nuestra sociedad y por la manera de conducirse del sistema educativo, debe tener presente como referente único hasta la fecha. Ojalá este ensayo alcance una divulgación colosal porque necesitamos de un mayor protagonismo de los padres, particularmente en el sistema educativo, la clave de nuestro futuro como sociedad humana, civilizada.

Leave a reply

winston chuchillTodos ustedes saben que Sir Winston Churchill fue un hombre de estado británico y una de las figuras clave del siglo XX. Su larga trayectoria política abarca desde su primera elección como diputado en 1904 hasta su último periodo como primer ministro en 1951. Ha sido uno de los políticos con frases más célebres que aplicaba a amigos y menos amigos con la impiedad que provoca el sarcasmo inglés. Y precisamente, una de sus famosas frases, viene como anillo al dedo para el tema de hoy: Sería una gran reforma en la política el que se pudiera extender la cordura con tanta facilidad y tanta rapidez como la locura.

Los lectores habituales, preocupados en disfrutar de su lectura, quizá no hayan reparado en las políticas fiscales que afectan a los libros. Sí sabemos de lo que ha supuesto para la cultura en general las políticas fiscales del Gobierno de España, y del daño que han supuesto de forma general a todo el sector. El afán recaudatorio por salvar las macro cifras dictadas por Europa ha conseguido que todo el sector se haya removido para mal, menos de momento a los libros en papel.

Tachenme si quieren de conspiracionista, vale, lo asumo, pero la sensación constante de que somos una sociedad dominada por una globalización cada vez más dirigida, cada vez más fiscalizada y cada vez menos cultural, es una sensación que día a día envuelve a nuestra realidad. Hagamos un razonamiento para no quedarnos solo en teorías: la Europa del siglo XX, fragmentada en países más o menos poderosos, rivales, demócratas, de suavizados planteamientos políticos y religiosos hasta lo políticamente correcto, que ha sustituido su moral por la ética legal, ahora es un continente casi monolítico, unificado por una corona de estrellas y una moneda única que sujeta a los cientos de miles de habitantes de todos estos países sabemos quegracias una política intereconómica de subvenciones, un banco gigante que controla a todos los demás y ahora una fiscalidad que nos afecta a todos y en todo.

A dónde voy a parar… Pues miren ustedes, Bruselas se ha dado cuenta de que algunos países regulan el IVA con diferentes varas de medir y el que afecta a los libros de descarga electrónica, más. Porque, fíjense bien, en España un libro de papel está gravado con el súper reducido IVA del 4% para ayudar y promocionar la cultura y la difusión de la lectura; y sin embargo los ebooks con el 21%... Porque no se considera “libro” tal y como lo conocemos, sino un bien tecnológico y la tecnología se grava con el tipo más alto, de momento el 21%.

La incoherencia provoca la risa por sí misma, porque como ya dijimos en otros programas, ¿qué se pretende, ayudar a la cultura y la lectura o las papeleras? En fin, las políticas absurdas que nadie revisa ni echan para atrás. Pero volviendo al caso que nos ocupa, eso del IVA del 21% en España para libros electrónicos, miesntras que hay otros países, como Luxemburgo, que apenas carga el 3%, y que por otro lado es más coherente con el razonamiento de la expansión de la lectura. ¿Entonces qué ocurre? Entonces llegan los poderosos, tipo Amazon, y se dan cuenta de la jugada y para ser más competitivos que los demás: IVA 21radican a sus empresas en Luxemburgo, en vez de hacerlo por ejemplo en España, de forma que sus libros se venden un 18% más barato que los ebooks españoles, por seguir con el ejemplo. Claro, Bruselas se da cuenta de que con todo este asunto, se le están escapando algo más de 3.000 millones de euros al año, ¡y eso no puede ser!

¿Verdad que no puede ser…? Pues atentos a la solución de los tecnócratas de salón para  resolver ese pequeño problemilla de los 3.000 millones. Han tomado la decisión de que ya quien vende, no es quien grava con el IVA desde el país de origen, si no que deberá hacerlo con el IVA del país de destino. Para que quede todo más claro: usted, hasta 31 de diciembre de 2014, compraba su novela favorita en Amazon, con el 3% de IVA, ahora verá que le cuesta un 18% más… pero no por ser español, si no por comprar desde España. Y ahora bien, además de que vuelven a sangrarnos los bolsillos fiscalmente, y para los que consideren que “no es para tanto” el 18% añadido a un producto de 7€, por ejemplo, como es lógico que no lo sepan, les contaré el problema que se genera al otro lado de su monitor, es decir, el problema que se genera en la empresa que gestiona las ventas de su novela favorita: a partir del 1 de enero de 2015, tienen que hacer una factura por cada venta producida en el país de destino, con el IVA que cada uno tiene y luego declararla en un impreso individual por cada uno de los países… Ya ven ustedes, un continente súper moderno que vende libros electrónicos pero con más burocracia que Felipe II en su corte. ¿Cómo esperan que el sector editorial sobreviva, si a la piratería todavía sin resolver, se le añaden tales cargas administrativas para, a lo mejor, luego declarar 0,35 céntimos de euro? Los editores pequeños y medianos globalizaciónque deseen expandirse se les quita las ganas de hacerlo, incluso, de no vender si el perjuicio administrativo le conlleva más tiempo que el beneficio obtenido, con lo que la banda comercial de Amazon crece exponencialmente.

¡Qué bien conocía Churchil la calaña política! cuando dijo Sería una gran reforma en la política el que se pudiera extender la cordura con tanta facilidad y tanta rapidez como la locura. Es difícil salir adelante con una globalización que por el afán de controlar generan más y más controles al ciudadano, al empresario, a la iniciativa. Una globalización que no está al servicio de los que vivimos bajo su paraguas, sino todo lo contrario, una globalización que controla más nuestros movimientos, nuestros pensamientos, nuestros bolsillos y nuestros sueños. Y un servidor cada día desea sentirse menos globalizado y menos acosado.

¿Quieres oír el programa entero...? SIGUE ESTE ENLACERadioMeyerrss21[1]

1 Comment

Respondo a las siguientes preguntas:

1º ¿Qué es Una vuelta de Tuerca? (corte en 0,05 segundos)

2º¿Qué supone Una vuelta de tuerca para el autor? (corte en 0,44 segundos)

3º ¿Qué otros proyectos tengo? (corte en 2,00 segundos)

4º ¿Qué le dirías a la gente para que compraran Una vuelta de tuerca? (corte en 2,25 segundos)

Si te gusta, no dejes de dar a la "manita pulgar arriba" y además podrás comentar en ese espacio.

Si deseas conocer más en profundidad la novela Una vuelta de tuerca puedes hacerlo en este ENLACE que te llevará a una entrevista que me hicieron en Religión en Libertad.

2 Comments

¿Cuánto vale un libro? ¿Por qué el precio lo marca el editor? ¿Quién y cuánto ganan de cada libro vendido? ¿El libro vale lo mismo se venda o no se venda? ¿Por qué se protege el precio por ley? Así, una entrada llena de preguntas que tienen respuestas, pero no sé yo si están actualizadas con los tiempos que corren y las nuevas tecnologías aplicables.

Me gustaría razonar este artículo desde el principio. Perdón si en alguna ocasión hiero con algo que diga, no es mi intención, lo que sucede es que cuando "aclaramos" es como cuando usamos alcohol sobe la herida, que limpia, pero escuece.

Me gustaría empezar por el origen de todo: el autor. La experiencia me ha mostrado diferentes autores y que los editores reconocerán también de inmediato. Pero lo que parece ser una norma bastante común es que normalmente los autores que más venden son flexibles, cercanos, comprensibles... Sin embargo lo que son exigentes, encarados, nada tolerantes, desconocedores del sector editorial y que suelen ser nóveles (con V, claro), son los que se quejan porque sus ventas no suelen superar la centena (en el año). "Mi libro no estaba bien distribuido..." (pero las demás sí, vaya). "El editor no tiene fe en mi obra..." (pero ha invertido varios miles de euros en publicarla). Y a toro pasado, por lo visto, "el contrato era leonino y  ¡me dejaba sin posibilidades!" En fin, así un infinito de diretes que tratan de explicar al mundo por qué nadie ha entendido su trabajo. Añadiré que este tipo de autor es el menos, pero pesa mucho por el tiempo que quita y el dinero que te hace gastar.

texto blog¿Pero cuánto cuesta un libro? Pues bien, como norma general se suele aplicar un séxtuplo del valor del coste de fabricación. A partir de ahí, el editor mide las circunstancias y las posibilidades y aprieta o estira el PVP final. El PVP, con el IVA incluido que todavía sigue siendo el 4% y, dicho sea de paso, si el Gobierno decide subirlo será la puntilla para que el sector muera definitivamente. Por cierto, ya que hablamos de IVA todavía nadie me ha explicado por qué los libros de papel se fiscalizan con un 4% y los e-book con el 21%. ¿Pero bueno, qué se pretende incentivar, la lectura o el papel?

A partir de tener valorado el precio, y descontando el valor del IVA, a grandes rasgos podemos decir que el 50% de precio lo percibe el distribuidor, que se encargar de liquidar con el librero, que normalmente está estipulado en un 30% del precio. El otro 50% lo administra el editor, con el que tiene que pagar a los profesionales de la edición (artes finales, fotografía, traducción y corrector (si los hubiese), a la imprenta, al autor entre un 8% y un 10%, los gastos generales de la editorial (sueldos, luz, internet, distribución, etc. y al que por fin le queda entre 2% y 5% de beneficio al editor. Bien, la verdad es que todo está relativamente bien repartido, ya que el editor ganar esa pequeña cantidad de todo lo vendido y el librero una buen porcentaje, pero solo de los libros que él ha vendido. Se ve que más o menos hay un reparto proporcional y ajustado.

¿Pero qué ocurre cuando el libro se vende mal? ¿Cuánto vale entonces el libro? Dicho de otra forma, que es lo que afecta al autor: ¿cuánto vale el esfuerzo intelectual de la obra? Pues mire usted, si su obra no se vende... ¡vale cero! Así, clara y llanamente. Pero oiga, ¿y mi tiempo, mi intelecto...? Pues valer, vale, pero no se cotiza. Esa es la realidad. Y entonces nos encontramos con el problema de siempre: ¿Qué ocurre con los libros no vendidos? Que se los come el editor. No recupera su inversión, acarrea con los costes de distribución y almacenaje, los de la imprenta y proveedores varios. Claro, esta es la razón por la que el editor "protege" su inversión en contrato, siendo el propietario de la parte industrial del producto y por lo tanto marca el precio PVP y decide sobre el cambio de precio, su saldo o destrucción, aunque esté obligado a comunicárselo al autor. Pero las cosas por lo general no son tan frías ni distantes. Si la relación autor-editor es buena, todo esto se habla y se dispone entre las partes. Ya digo que el autor auto suficiente, son una gran -pero plúmbea- minoría

Así se entiende que en estos tiempos de crisis editorial, algunos editores están llegando a ciertos acuerdos con el autor, que básicamente consisten en que el editor no está obligado a pagar la remuneración hasta que no haya recuperado la inversión de la fabricación del libro. ¡Pues me parece muy razonable! Y además, es una forma de emprender parte de los cambios en el sistemas editorial de los que ya hablé hace semanas.

El precio del libro se discute mucho, sobre si es o no es igual que un libro de papel o uno electrónico. Hay quien defiende que un e-book debería gratis o casi gratis, porque no hay costes de edición -¡Sí, es que la ignorancia es muy osada!-. Y lo que no sabe la gente en general, es que para que ese libro esté disponible y que cualquiera pueda tener la oportunidad de acceder a él (hablo siempre pagando, claro, que el pirateo para mí ni existe... jejejeje...) hay un autor, una plataforma (editorial o libre) que cuesta dinero su existencia, un maquetador, a veces también un traductor, un corrector y un fotógrafo; y desde luego fin de lucro, porque sin ese objetivo tan legítimo como es ganar dinero, no habría nada y aún siendo el siglo XXI d.C. seguiríamos todavía en el XXI a.C. ¿Que se puede hacer  -y se hace- más barato, pues sí, pero no solo por la fabricación del libro, si no porque hay una serie de procesos que han desaparecido como los distribuidores, transportistas y almacén.

Pero me parece cicatero que un lector presuma de culto por el hecho de leer (¡qué ya es mucho!) y luego ponga pegas al precio de un libro porgue no toca cartón... Nos falta tiempo y visión de futuro. Nos sobra tacañería y seguir mirando hacia atrás.