No estamos tan lejos los cristianos de los judíos.

La encrucijada del pueblo elegido. Judaísmo y judíos en el siglo XXI, con este título publicado recientemente por la editorial Sekotia, hace una incursión hacia un tema que siempre –o casi siempre- suscita interés: los judíos.

JER10 JERUSALÉN (ISRAEL) 26/05/2014.- El rabino Abraham Skorka (i) rodea con su brazo la espalda del papa Francisco (c) durante la visita del pontífice al muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado del Judaísmo, situado en el corazón del casco viejo de Jerusalén (Israel) hoy, lunes 26 de mayo de 2014. En un discurso en la Explanada de la Mezquitas, tercer lugar más sagrado del Islam, el pontífice llamó a la paz y la justicia y pidió a judíos, cristianos y musulmanes que abran sus corazones y su mente para entender al otro, y pidió que nadie utilice el nombre de Dios para justificar la violencia. "Mi peregrinación no sería completa si no incluyese también el encuentro con las personas y comunidades que viven en esta Tierra, y por eso, me alegro de poder estar con Ustedes, Amigos Musulmanes". dijo Francisco ante el gran muftí de Jerusalén, Mohamad Ahmad Husein, y otras autoridades islámicas. EFE/Jim Hollander
JERUSALÉN (ISRAEL) 26/05/2014.- El rabino Abraham Skorka (i) rodea con su brazo la espalda del papa Francisco (c) durante la visita del pontífice al muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado del Judaísmo, situado en el corazón del casco viejo de Jerusalén (Israel) hoy, lunes 26 de mayo de 2014. En un discurso en la Explanada de la Mezquitas, tercer lugar más sagrado del Islam, el pontífice llamó a la paz y la justicia y pidió a judíos, cristianos y musulmanes que abran sus corazones y su mente para entender al otro, y pidió que nadie utilice el nombre de Dios para justificar la violencia. "Mi peregrinación no sería completa si no incluyese también el encuentro con las personas y comunidades que viven en esta Tierra, y por eso, me alegro de poder estar con Ustedes, Amigos Musulmanes". dijo Francisco ante el gran muftí de Jerusalén, Mohamad Ahmad Husein, y otras autoridades islámicas. EFE/Jim HollanderEn determinados medios de comunicación y en ciertos sectores de la sociedad procuran un importante grado de confusión entre los observadores del mundo judío. Y es que hay conceptos que se mezclan –intencionadamente o no- unos con otros desfigurando todavía aun más la realidad, como cuando hablamos de judíos, sionismo y masonería. Un triangulo que no siempre es como dicen que es porque no siempre se relacionan entren sí como un todo.

Lo que sí es verdad es que este ensayo, trabajado a conciencia por obra de José Barta Juárez nos muestra con claridad que el pueblo judío es anterior a todo, que abrió un camino en el que otros creyentes, los cristianos, sostienen su cimiento firme sobre el que hemos crecido.

Barta plantea la coyuntura en la que este pueblo baqueteado a lo largo de la historia se encuentra en el día de hoy teniendo en cuenta su trayectoria desde el siglo XIX a los inicios de este nuestro siglo XXI, pasando por la oscuridad que procuró para todos el siglo XX, especialmente para ellos. Es por ello por lo que en la obra, José Barta trata, aunque solo sea de forma somera, los acontecimientos históricos de entonces y que por ellos, probablemente, se explican la situación en la que se encuentran hoy los judíos, ya sea dentro de Israel o fuera.

Pero el pueblo judío no es solo una religión -que ya es mucho-, sino porque sobre todo es el soporte cultural que les hace entender y vivir la vida de una manera concreta pero no tan diferente a la cristiana. No en vano y con mucho empeño los tres últimos Papas se han hecho ver en persona, con símbolos y con escritos por una la lucha en el acercamiento de un pueblo realmente unido por un mismo Dios y que si hay más diferencias de las que realmente existen es porque posiblemente a ambos lados de la razón hay intereses demasiado personales.

El pueblo judío es pluriforme y diverso, y es en esto donde el autor se vuelca de manera tozuda para hacernos ver –a los cristianos- que no estamos tan lejos los unos de los otros. Por eso, a lo largo de las páginas deencrucijada del Pueblo Elegido PORTADA La encrucijada de pueblo elegido, encontraremos personas con los sentimientos que les hacen ser lo que son, con sus miedos y sus goces. Pero no serviría de nada presentar a las personas sino conocemos cómo viven, sus costumbres, la estructura familiar, el concepto de la vida, de la muerte y de la transcendencia. Y, como dando gusto a la pregunta suspendida -¿eternamente?- en el aire para los cristianos, se introduce en lo que curiosamente más nos extraña del judaísmo: la religión, sus diferentes movimientos internos religiosos y su relación con los cristianos.

Y si de sospechas se tata a la hora de mirar hacia los judíos, Barta nos muestra una explicación valiosa sobe el éxito mundial y empresarial de los judíos a nivel internacional, tanto en el mundo financiero como en el empresarial, donde no cabe duda de que están en los puestos más señalados cuando hablamos de éxito e innovación.

En definitiva un libro apropiado para conocer otra realidad tan próxima a nosotros y para que cuando hablemos del conflicto judío (cristiano, musulmán, etc.) podamos hacerlo con un criterio más objetivo, sabre todo con algo de conocimiento.

 

One thought on “No estamos tan lejos los cristianos de los judíos.

  1. José Fernando Calderero Hernández

    ¿Lejos? ¿Cómo podemos estar lejos si el mismo Jesucristo y sus padres eran judíos? Otra cosas son las abundantes distorsiones interpretativas de la realidad que han llevado a que algunas, quizá bastantes personas, hayan podido percibir, y/o provocar, "distancias".

    Reply

Deja un comentario