La ideología de Género, o el género como herramienta de poder

Jorge ScalaJorge Scala es un abogado argentino que vive en la ciudad de Córdoba de aquel país. Vive de la abogacía pero es popularmente conocido, y muy especialmente en América, por sus conferencias y publicaciones relacionadas con la Ideología de Género, la ONU y la estructura mundial del aborto. En España, con la editorial Sekotia, publicó un ensayo titulado La ideología de género, o el género como herramienta de poder. De esta obra extraigo el primer párrafo de la introducción: La mal llamada “teoría” –“enfoque”, “mirada”, etc.– de “género[1] es, en realidad una ideología. Probablemente la ideología más radical de la historia, puesto que –de imponerse–, destruiría al ser humano en su núcleo más íntimo y, simultáneamente acabaría con la sociedad. Además de ello, es la más sutil, porque no busca imponerse por la fuerza de las armas –como por ejemplo el marxismo y el nazismo–, sino utilizando la propaganda para cambiar las mentes y los corazones de los hombres, sin aparente derramamiento de sangre.

La mayoría de la gente, incluso aquellos que perciben la sociedad como un ser vivo en permanente estado de evolución, no se han percatado de cómo esta ideología se ha ido colando por debajo de la puerta de todos, de la de su casa y la de la mía. El éxito que los conductores de esta ideología es que pase inadvertida y que poco a poco vaya tomando asiento en la conciencia colectiva. Si me lo permiten, les voy a dar unas claves para que miren a izquierda y derecha y vean que se trata de una realidad potente, aunque en ocasiones cueste reconocerlo.

Pero antes abro un paréntesis para dejar claro que desde este programa cultural de SomosLibro, defenderemos siempre a las personas, reconoceremos siempre su dignidad y comprenderemos siempre que la mayoría de las personas actúan de una forma determinada a pesar de ellos mismos, y que en la mayoría de las ocasiones son víctimas del sistema y de las opciones de elección que este le propone. Nuestra denunca es a los estamntos, instituciones, plataformas y gobiernos que amparan todo esto sabiendo el daño que provoca y mayormente irreparable.

1ª Clave: El objetivo último de la ideología de género es la deconstrucción del ser humano y la creación de una nueva antropología para que las personas estén sometidas a una nueva forma de pensamiento que apunte a una confusa libertad en la que las sociedades vivan sin plantearse qué es lo bueno y qué es lo malo de los actos. Para ello busca como principal aliado una desmoralización individual y sustituirlo por una ética legal colectiva y consensuada siempre desde los aparatos legislativos.

2ª Clave: Las herramientas básicas con la que esta ideología actúa constantemente, a nivel global, son tres: A) el poder legislativo, desde donde se deciden las normas legales (no importa lo moral) y desde donde dan carta de normalidad o se condenan determinados actos de las personas, tanto individual como socialmente. B) La educación. Esto explica la conducta de los dirigentes y su empeño en crear asignaturas adoctrinadoras, desde donde se moldea con facilidad y por obligación a los más jóvenes de la pirámide social, de forma que al llegar a la edad adulta sean tolerantes, transigentes y defensores de todo aquello que en sí mismo va en contra de la naturaleza del ser humano. C) La propaganda. Son los medios de comunicación, con especial atención a la televisión, donde desde programas de entretenimiento, reality shows, documentales e informativos se hace una labor de fondo en la concepción de los actos y las personas, alabando, criticando o acallando determinadas noticias.

3ª Clave: La persona y el desconocimiento de sí mismo. ¿Cuáles son los principales modos de actuación de esta batalla ideológica? El aborto, como un derecho legitimo de la mujer y un sistema eugenésico en lugares tercermundistas; el género, promulgando la idea de que el sexo no es algo inherente al ser humano sino una opción a elegir y siempre proveniente de una variante cultural caduca, machista y paternalista de la que hay que desprenderse; la mujer, con la creación de un feminismo radical enfrentando a mujeres y hombres como un hecho irreconciliable y por lo tanto huyendo siempre de la complementariedad entre ambos; y la familia, es decir, la des-conceptuación de la familia natural –que no tradicional- y que con la idea de esa extraña libertad del mal llamado matrimonio homosexual, han roto con la necesidad antropológica de un padre-una madre para el buen desarrollo de un niño, y la comprensión del hombre como un elemento de complementariedad con la mujer y por lo tanto implicado en la sociedad porque solo así tendrá la capacidad de trascender en la sociedad con nueva vida.

4ª Clave: coincidencias políticas. Verán ustedes que los partidos alternantes de la democracia española –y si miran con atención, verán que también se repite en otros países de América- que legislatura a legislatura se ha construido una sociedad supuestamente moderna, tolerante y diversa en la que aquellos que no lo concebimos así, somos retirados al ostracismo social del vacío en los medios de comunicación. Ni la izquierda, ni eso que llaman derecha de este país, han renunciado a una sola de las leyes promulgadas por la ideología de género, incluso siendo pioneros en algunas de ellas a nivel mundial como el matrimonio homosexual, el aborto más sanguinario o la Ley de Violencia de género en pro de la mujeres anulando judicialmente al hombre si fuese necesario… Solo, para despistados, recuerden la campaña desde la oposición que hacían desde el Gobierno actual y lo que no ha hecho,o mejor dicho, lo que no han hecho al llega al poder.

ideologia de generoTodo esto afecta a nuestras vidas. Todo esto degenera la concepción del hombre y la mujer, y como todas las ideologías se llevan vidas por delante: vidas murientes como en los campos de concentración nazis, chinos o koreanos o los gulags rusos; y vidas contantes y sonantes como en la 2ª Guerra Mundial con más de 10 millones de judíos, gitanos, cristianos, etc; o la limpieza de Lennin con más de 200 millones o Mao Tse Tung, del que se desconoce la cifra de los millones de chinos ejecutados. Pues también esta ideología, esta dictadura de pensamiento relativista que solo tolera su forma de pensar o de vivir, tiene sus víctimas murientes de hombres y mujeres que están atados a una sexualidad que no es la suya, a padres de familia retirados de sus hijos por una ley injusta, o el aborto, con cientos de millones ejecutados sin más contemplaciones que por el supuesto derecho de una mujer y porque una ley dice que sí, que un niño en el vientre de la madre puede ser matado a demanda de una mujer embarazada.

[1] La locución “perspectiva de género” admite dos acepciones. La más utilizada es un sinónimo de la ideología de género. Otros autores –en cambio–, distinguen entre dicha ideología y la “perspectiva de género”. Esta última, en su versión no ideologizada, reconoce la existencia de una identidad sexual biológica, en su versión femenina o masculina; es decir que acepta la igualdad de dignidad y derechos entre los sexos, junto con la diversidad antropológica de los mismos. Plantea políticas públicas para superar la injusta discriminación de la mujer, promocionándola donde sea conveniente; pero teniendo en cuenta el diferente impacto, que tales políticas podrían tener en las situaciones respectivas de varones y mujeres y, además, de las familias. Al respecto pueden consultarse los documentos de la Santa Sede incorporados a las Actas de la Conferencia de Pekín de 1.995 (cfr: Casas Torres, José Manuel, “La cuarta conferencia mundial sobre la mujer”, Madrid, 1.998, pág. 78). Sin duda alguna, este planteo es válido. Sin embargo, en mi opinión personal, resulta inconveniente utilizar el vocablo “género”, porque esta palabra se usa en los medios de masas, y los ambientes políticos y académicos, en forma muy mayoritaria, en la acepción ideológica del término. Y esto provoca una peligrosa ambigüedad, que puede superarse con sólo desterrar del propio vocabulario, la palabra “género” –salvo en sus acepciones legítimas, como tela, etc.–.

¿Quieres oír el programa de SomosLibro entero y conocer con claridad que es la Ideología de Género? Hazlo ya >>AQUÍ<<

 

One thought on “La ideología de Género, o el género como herramienta de poder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*