Editorial SomosLibro 13/IX. Educar en libertad. Libros de texto.

Enseñar no es una función vital, porque no tiene el fin en sí misma; la función vital es la de aprender.

image-08-09-14-21-08-3Viene en el momento adecuado esta receta de Aristóteles. Empieza el colegio. Hay gran empeño en saber cómo educar y por el contrario no se investiga lo suficiente en cómo se aprende.

Las editoriales especializadas en libros de texto encuentran en estos breves meses su oportunidad. A diferencia de los editores de otros fondos, venden una vez al año y el resto es trabajo interno para adaptar los textos a las nuevas exigencias de la Ley de Educación de turno de educación. Ellos hacen lo que deben según las exigencias curriculares de la Ley. Tratan de crear libros cercanos, comprensibles y adaptados a sus futuros lectores: los alumnos.

Pero entre el editor y los alumnos existe el prescriptor: los profesores. Ellos son los que deciden con qué libro enseñarán y sus alumnos aprenderán. ¿Pero lo hacen siempre con la libertad que debiera caracterizarles? En ocasiones no, ya sea porque el centro escolar marca unas directrices ideológicas, rechaza unos y eligen otros; o porque el grupo de colegios está participado por un grupo editorial y no importa la calidad del texto, sino el dinero. Al final, pocos o muy pocos eligen verdaderamente en conciencia lo que ellos como profesionales de la enseñanza deciden sobre los alumnos.

Pero en todo esto hay otra parte ignorada, incluso ninguneada: Los padres de los alumnos. Son los responsables reales de la educación de sus hijos, los responsables civiles y los responsables de las facturas de libros, y nadie, nunca, les preguntan su opinión. ¡Ya no digo capacidad de decisión! Pero sí al menos de opinión. ¿Por qué hay ese empeño en que los padres no opinen en la educación de los hijos? Sí, es cierto que el AMPA cuando está bien constituido y no manipulado por la dirección del centro, puede influir de alguna forma, pero casi siempre en aspectos meramente informales como algunas actividades extraescolares y poco más.

Pero en todo esto hay un ruido de fondo, como un mantra que acalla a determinadas voces: ¡Hay que educar en igualdad! ¡Escuela pública y gratuita para todos! ¿Para todos o para quien la quiera…? Desde nuestro punto de vista se trata de un populismo que la mayoría asume como un rasgo de justicia, y no es verdad. La igualdad no está por encima de la libertad. Por eso, la educación debe ser contemplada siempre desde la libertad. Pero “educar en libertad” son palabras mayores que a muchos dan miedo, especialmente a los políticos dirigentes y especialmente a los políticos que se autodenominan progresistas tanto de la izquierda como de la derecha.

educar no es domesticar PORTADAAsegurar la libertad de la educación es asegurar las competencias que les corresponde a los padres de los educandos. Es asegurar que ellos tengan la libertad de decidir el centro escolar con las mismas ventajas sociales, económicas y educacionales que tienen cualquier otro padre en un colegio público. Es asegurar que yo como padre pueda elegir si la educación de mis hijos la considero mejor o más adecuada en un colegio de enseñanza mixta o diferenciada, si lo prefiero laico o religioso, si de horario partido o continuado… Y es que a los políticos, y a algunos ideólogos, se les olvida que los primeros responsables de la educación de los hijos somos los padres y nunca, ninguno, nos piden opinión sobre cómo queremos hacerlo. Los colegios deben complementarnos, no sustituirnos. Hay que recordar a menudo que nosotros les cedemos por unas horas la formación académica y podemos, y debemos, exigir a los docentes la calidad que corresponde a quién confía la vida intelectual de nuestros hijos.

Hoy tendremos una entrevista profunda, que seguramente rompa algunos moldes con algunas de las peguntas que Paty Camacho hará a nuestro invitado: José Fernando Calderero, que estrena curso con un libro titulado Educar no es domesticar. Ya solo el título dará que hablar.

image-08-09-14-21-08-19 Y en la tertulia trataremos muy seriamente la edición de libros de texto, la formación profesional, y la infantil; los libros en papel o en digital, con sus pros y sus contras acompañados de unos invitados de excepción José Mollano Presidente de ANELE  (Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza), José Luis Pozas  Portavoz de CEAPA y Presidente de CAPA Ginés de los Ríos (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos) y  Marta Martínez  Directora General de McMillan España

Confiamos en que este programa sea bueno para todos, porque ya lo sabe, SomosLibro, porque somos lo que leemos, y en educación… ¡más!

¿Quieres oír el programa entero? Sigue este enlace…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*