Cruce de culturas, guerra de religiones (Editorial en SomosLibro10/01)

proyectos-historicos-para-la-dominacion-mundial

Si quieres saber más de este título, pincha en la imagen

Los Protocolos de los Sabios de Sión, es un texto sometido a la polémica de los historiadores y políticos. Recomiendo un libro que hay que leer al menos una vez: Proyectos históricos para la dominación Mundial, editado con acierto por la Editorial Sekotia. Como ya he dicho es un texto, el de los Sabios de Sión, controvertido, que unos tachan de conspiracionistas, algunos de mentira histórica y otros de guión básico del Nuevo Orden Mundial. Casi a vuela pluma les leo un breve párrafo del capítulo 1: Para encontrar los medios que nos lleven a este fin –el del Nuevo Orden Mundial- es necesario tener en cuenta, la dejadez, la inestabilidad, la inconstancia de las masas, y su incapacidad para comprender y estimar las condiciones de su propia vida y de su prosperidad.

Hemos asistido en estos días pasados a una enorme movilización de masas con motivo del repugnante asesinato de 11 personas en un medio de comunicación. No solo se han movido cientos de miles de ciudadanos en una manifestación donde los actuales líderes, sobre todo europeos, se han dado cita cerrando filas entre algunos de ellos –porque otros han sido rechazados-. Todos los que se alinean a las políticas dominantes relativistas y socialdemócratas estaban en la pancarta. Pero además también el hastag de #JeSuisCharlie ha dado la vuelta al mundo libertadaunándose otros cuantos miles de cientos más a esa manifestación, pero… en competencia con otro hastag #JeSuisAhmed  Se veía venir la pugna -la guerra está servida-, mientras todos hablan de libertad...

¡Libertad! Libertad de qué o para qué. Lo que hay que pedir es justicia. Pero da miedo hablar de justicia por el contenido implícito y explicito de la moral que con lleva esta palabra.

Cuando este suceso se convirtió en la noticia universal, todo occidente se revolvió contra oriente por la brutalidad fundamentalista islámica, pero “solo” porque había sangre de por medio. Y es que el concepto de libertad es tan manipulable, tan desasido de respeto y responsabilidad, que da lugar entonces a que con el aval de la manoseada libertad, podamos decir lo que queramos, es decir, esa especie de derecho a la libertad de expresión donde todos dicen lo que quieren sin reparar en el mal moral que puede producir en terceros o en la sociedad. Charlie Hebdo no era precisamente un medio de comunicación respetuoso con nada ni con nadie. El fundamento de su éxito se basaba en que decían lo que querían de quien querían, haciendo escarnio público de personas, instituciones y creencias. Claro, quizá abusando del silencio que otras creencias, específicamente la cristiana, y para más señas la católica, pensaron que podían sacar pecho y hacer lo mismo con otros que ni se caracterizan por la tolerancia judeo-cristiana ni por la afabilidad occidental de negociar nuestros distintos El hastagpareceres. Porque se pongan como se pongan los laicistas del poder, la cultura occidental está sostenida en la moralidad paciente del sacrificio cristiano, y eso no se borra tan fácilmente como se ha hecho con el espíritu patriótico en España o la violabildad de la historia para marcar el rumbo hacia un futuro próximo distinto.

Pero de todo esto, lo que más nos ha llamado la atención ha sido el cierre de filas de los líderes europeos. Todos los que convergen en políticas relativistas, progresistas y laicistas se han dado cita en París. Pero solo todos los que comulgan con sus principios, porque a otros, como a Mari Lepen, le han rechazado y creado un cinturón sanitario como se hizo con Rajoy en España después del 11M, hasta que entró en cintura y acceder a la presidencia de nuestro país y seguir con la construcción relativista, progresista y laicista. Al señor Rajoy, ¡quién la visto y quién le ve! Y el mismo día en que se celebraba por las calles de París la convulsa unión de líderes europeístas gritando “Libertad” en España, solo un pequeño grupo de ciudadanos españoles, seguían pidiendo que se hiciera justicia conociendo la verdad y toda la verdad del trágico 11M -¡mucho más trágico que los sucesos franceses, dónde va a parar!- y que sin embargo en España no sirvieron ni para la unión de los españoles, ni la solidaridad europea y para que después de todo este tiempo nadie diga que el atentado provenía de filas islamistas.

cotundenteOtro de los aspectos llamativos que nos hace pensar en cómo se ha dirigido la operación de acoso y derribo europeo en defensa de su libertad, ha sido –ya lo he dicho- el desembarco de ríos de personas físicas y de redes sociales aupadas en su grito contra oriente por la muerte de 12 personas. ¡Faltaría más!

Si algo nos ha caracterizado a SomosLibro desde su nacimiento, eso ha sido la defensa de la vida de cualquier ser humano, inclusive el del no nacido. Pero el contraste es tan brutal desde el punto de vista numérico respecto a la cantidad de hombres, mujeres y niños que también son masacrados, degollados y horcados por los mismos yihadistas en oriente, por el simple hecho de ser cristianos ¡y no por ofenderles con caricaturas!, que no puedo comprender el silencio perturbador de las instituciones europeas, cómo no ha habido al menos un comunicado contundente de lo que allí sucede.

¿Saben ustedes? Todo esto me recuerda a lo que sucedió con el ébola. Verán… El ébola era una enfermedad infecciosa mortal que existía desde hacía años y de la que en Europa nadie sabía nada, hasta que se nos mueren dos de los nuestros. Y entonces occidente se pone manos a la obra, revolucionados, para sacar una vacuna… ¡Saquen conclusiones!

Europa se queda vieja y sola. Con el miedo metido en el cuerpo y al “enemigo” dentro de casa. ¿Cómo será eso de pedir libertad a quien te mata, mientras que lo que ellos exigen justicia por su fe…?

Me despido con otro párrafo de Los Protocolos de los Sabios de Sión, capítulo 2: La prensa encarna la libertad de la palabra. Pero los estados no han sabido utilizar esta fuerza, y ha caído ya en nuestras manos. Por su mediación, hemos obtenido influencia sin necesidad de salir de la sombra, y gracias a ella, hemos amasado en nuestras manos oro, a pesar de los torrentes de sangre y de lágrimas entre los que hemos tenido que maniobrar.

Puedes oír el programa completo en ESTE ENLACE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*